Dominio absoluto: CaixaBank-Bankia gestionará casi el 40% de las nóminas y tarjetas de España

Dominio absoluto CaixaBank Bankia gestionará casi el 40 de las nóminas

La fusión de CaixaBank y Bankia, que está siendo negociada estos días para que se cierre antes de finales de año, configurará un coloso financiero en España de tal magnitud, que tendrá un dominio absoluto en algunos en algunos segmento de negocio. Aunque liderará en todas las áreas, su poderío será especialmente llamativo en nóminas y facturación de tarjetas de crédito, además de fondos de pensiones, con cuotas de mercado de casi el 40%.
Según los datos de ambas entidades, CaixaBank volverá a reinar en el crédito hipotecario con la suma de Bankia y controlará más del 28% de los préstamos para adquisición de la vivienda de nuestro país, superando de nuevo a BBVA, que tiene un 16% de este nicho. El grupo catalán sobrepasará también al Santander en financiación a empresas y alcanzará una cuota del 26%, aunque en este caso la diferencia será mínima, ya que el banco cántabro acapara cerca de un 25%.
Todas cifras se quedan cortas en el caso de otras actividades de vital importancia para las entidades, como son la domiciliación de nóminas o tarjetas, donde el nuevo campeón nacional, será imbatible a no ser de que se produzca la tercera gran oleada de fusiones. En cuentas para el cobro de sueldos o ingresos regulares, CaixaBank-Bankia conseguirá gestionar el 38% de todo el país, un porcentaje similar al que lograrán en la facturación por los pagos de plástico. En fondos de pensiones, la cuota será también especialmente relevante, ya que estará por encima del 35%.
Hasta la fecha, nunca un banco había retenido porcentajes tan elevados a nivel nacional. Algunas antiguas cajas de ahorros sí tienen dominios en algunos negocios en sus territorios de origen.
La unión de ambas, por tanto, supondrá una mayor presión competitiva para el resto del sector, que añadirá a los tipos negativos y a la recesión económica desatada tras el Covid-19. Un escenario que propiciará, según el BCE y los expertos, una nueva concentración en el sistema financiero. Negociación acelerada CaixaBank ha cambiado de postura y ha decidido integrar Bankia con el objetivo de mejorar la rentabilidad en el medio y largo plazo. La operación, que ha sido bienvenida por el mercado con importantes subidas en bolsa, será analizada por los consejos de administración del próximo 13 de septiembre con el objetivo de aprobar las condiciones, una vez haya concluido el estudio de los balances.
Se prevé que el banco catalán aplicará una prima en la valoración del grupo nacionalizado del entorno al 30% sobre la capitalización del jueves, con el fin de que el Estado pase a ostentar un 14-15% de la entidad resultante. Pero, la condición que ha puesto La Fundación La Caixa para seguir adelante con la transacción es que su participación roce el 30% y no se tenga que ver obligada en ningún caso a lanzar una oferta pública de adquisición sobre la totalidad de las acciones posteriormente.
Aunque la integración permitirá la creación de un banco sólido para encarar los retos del futuro, no se descarta que se vaya a tener que llevar a cabo una ampliación de capital mínima, que podría alcanzar los 350 millones, según Barclays. Este refuerzo dependerá de los costes de la reestructuración y de las provisiones adicionales que se establezcan, para aligerar la carga de costes del futuro y limpiar aún más los balances. Se calcula el cierre de 1.400 oficinas (el 23% de la red) y el despido de más de 5.000 trabajadores (10%).

El grupo CaixaBank-Bankia necesitará una ampliación de capital de, al menos, 350 millones

comentariosforum0WhatsAppFacebookTwitterLinkedin

 


Source link

Sé el primero en comentar
Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*